domingo, 18 de marzo de 2018

Las 7 verdades innegables del homeschooling - Verdad 5 - El homeschooling produce la mejor socializacion

La socialización más positiva no proviene de pasar doce años con el mismo grupo de niños, segregados artificialmente de la vida real según la edad. Una socialización más positiva proviene de la mezcla con un pequeño número de niños de múltiples edades en un ambiente disciplinado. Y la mejor socialización proviene de crecer con sus propios hermanos y hermanas bajo la educación y admonición del Señor administrada por sus propios padres.

- LE PREGUNTE A MIS PADRES SI PODIAN EDUCARME EN CASA, COMO WHOOPI GOLDBERG, GLORIA STEINEM Y JENNIFER LOVE HWEITT... YA SABES, APRENDER A MI RITMO EN MI ESPACIO
- SI.. Y?
- DIJERON QUE ASI ME PERDERIA LOS BENEFICIOS DE LA INTERACCION SOCIAL
- HAY BENEFICIOS?
- ASI DICEN ELLOS...

Una vez más, los estudios muestran entre los niños que reciben educación en el hogar niveles más altos en adaptabilidad, cohesión, ajuste social, madurez y liderazgo; y niveles más bajos en comportamiento agresivo, ruido y competitividad. Los niños educados en el hogar tienden a ir a ocupaciones que son más emprendedoras y profesionales. Tienden a tener una mentalidad más independiente. Tienden a ser más orientados a la familia.

Sin embargo, puntúan más bajo en el desarrollo psicomotor. (Estoy seguro de que usted estaba bastante preocupado por eso). Esto significa que es posible que no corran tan rápido. (Obviamente, han tenido menos práctica por no tener que huir de la persecución de compañeros que los querian atrapar para golpearlos). También tienen una menor percepción de sí mismos, lo que significa que no están tan preocupados por su apariencia física y por la aceptación de sus compañeros. (En otras palabras, les importa menos lo que los demás piensan de ellos, y probablemente se preocuparán más por lo que Dios piensa de ellos).

Probablemente la objeción que más se escuche a la educación en el hogar es: "¿Y la socialización?" Por desgracia, todos los niños van a ser socializados. Esto no puede ser evitado. La pregunta no es si serán socializados, sino cómo serán socializados. ¿Queremos que nuestros niños sean socializados para comunicarse solo con niños de su edad, o con personas de todas las edades? ¿Queremos que sigan el ejemplo de sus padres o el ejemplo de su compañero de clase? ¿Queremos que piensen por sí mismos o que esten de acuerdo con los valores de sus compañeros? En otras palabras, ¿Queremos que vayan con la manada? (¡Cuidado con las estampidas generacionales!)

El mundo quiere encajar a nuestros niños en su molde. Quiere que nuestros niños sean socializados para que acepten su forma de hacer las cosas. Pero los caminos del mundo no son los caminos de Dios. No queremos que nuestros hijos se ajusten a este mundo. En otras palabras, no queremos que nuestros niños sean socializados a su manera. Queremos que sean socializados a la manera de Dios.

Debemos entender que esta pregunta es planteada por personas que han sido socializadas a la manera del mundo. Y nos es difícil responder a esta objeción porque también hemos sido socializados de esa manera.

El contraste es entre la socialización grupal, por un lado, que enseña cómo responder y moverse con el grupo; y socialización individual por otro lado, que enseña cómo tratar con otras personas. No desarrollas carácter en un grupo. Lo haces por medio de relaciones personales.

Proverbios 9:6 dice

"Dejad las simplezas, y vivid,
Y andad por el camino de la inteligencia."

Proverbios 13:20 dice

"El que anda entre sabios será sabio,
Pero el que se junta con necios, saldrá mal parado".

Primera de Corintios 5:6 y Gálatas 5: 9 ambos dicen

"... un poco de levadura leuda toda la masa".

Un compañerismo con aquellos que no conocen a Dios es un pecado vergonzoso que nos aleja de Dios. Cuánto peor pasar lo mejor de las horas de vigilia en una escuela del gobierno que nos enseña a ignorar a Dios todo el día, entre maestros que ni siquiera pueden mencionar el nombre de Dios; y entre estudiantes que, si mencionan el nombre de Dios, no lo mencionan con reverencia.

Para muchas familias, la socialización es la razón más fuerte para estar a favor de la educación en el hogar, no en su contra.

Antes de los 10 años, los niños necesitan más entrenamiento que enseñanza, y esto significa que necesitan el tipo correcto de socialización, no una socialización que promueva la dependencia entre pares. Toda la socialización que necesitan puede ser proporcionada por su familia y las conexiones normales de su familia con la iglesia, los parientes y la sociedad. Cuanto más grande sea el niño, más difícil será encontrar una socialización positiva y evitar la socialización negativa. El niño que más anhela la interacción social puede ser el niño que más necesitemos proteger de la dependencia de los compañeros.

Las escuelas del gobierno hacen un buen trabajo socializando a los niños. Les enseñan la habilidad social de depender del gobierno por todo. La dependencia de los pares y la dependencia del gobierno son trastornos complementarios. Pero un gobierno que puede darnos todo también puede quitárselo todo, y eventualmente tendrá que hacerlo. ¿Queremos que nuestros hijos sean socializados para permitir que el gobierno administre sus vidas, o queremos que nuestros hijos crean en la libertad y la responsabilidad personal? La socialización en la escuela en casa prepara a nuestros niños para el mundo real, no para ese mundo artificial creado por el gobierno.

Traducido de "Seven Undeniable Truths of Homeschooling" del sitio Trivim Pursuit de Harvey y Laurie Bluedorn

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Algunas preguntas para pesar nuestra paternidad - Danny Baker

Siempre en esta fecha las autoridades escolares califican a nuestros hijos en su desempeño académico. Ellos miran a nuestros hijos desd...